Nuestra Empresa

Hasta mediados de 2014, la Dirección Provincial de Transporte de La Habana (DPT), desempeñaba una dualidad de funciones: controlar la implementación de la política estatal relacionada con el transporte en el ámbito territorial de la provincia y, a la vez, dirigía y controlaba un sistema empresarial de seis entidades relacionadas con el transporte, a ella subordinadas.

La dualidad de funciones de la DPT Habana fue diagnosticada como uno de los principales problemas a corregir como parte de la elaboración de la “Política Integral para el Ordenamiento del Transporte de Pasajeros de la ciudad de La Habana”, realizada en correspondencia con las Indicaciones de Organización No. 14/2012 de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo, de agosto de 2012 y aprobada posteriormente por el Consejo de Ministros.

A raíz de lo anterior, se decidió extinguir la Dirección Provincial de Transporte, conformando un nuevo órgano: la Dirección General de Transporte Provincial La Habana, para el desempeño de las funciones estatales en el territorio y fusionar el sistema empresarial subordinado a la primera, en la Empresa Provincial de Transporte de La Habana (EPTH).

Las seis empresas que se fusionaron en la EPTH fueron:

  • La Empresa de Ómnibus Urbanos de Ciudad de La Habana (EOUH), dedicada a la transportación de pasajeros, que operaba 89 rutas alimentadoras, basificadas en 10 Terminales de Ómnibus, además de los servicios complementarios de las lanchas de la Bahía de La Habana (Regla y Casablanca), los TaxiBus del Aeropuerto José Martí y la Terminal de Ferrocarriles, así como el CicloBus para el traslado de bicicletas y motos por el Túnel de la Bahía.
  • La Empresa Metrobus de Ciudad de La Habana (METROBUS), dedicada a la transportación de pasajeros, que operaba las 16 líneas principales de la ciudad, basificadas en 6 Terminales de Ómnibus.
  • Empresa Provincial de Servicios Automotores de Ciudad de La Habana (EPSA), dedicada a la atención técnica, reparaciones mecánicas, electricidad, chapistería y pintura de vehículos ligeros en una red de 17 talleres en la ciudad, además de una variedad de servicios menores como las actividades de fregado, engrase, ponchera, limpieza de bujías y otros, en 52 pequeñas unidades, fundamentalmente, antiguos servicentros.
  • La Empresa de Producción  y Talleres de Ómnibus de Ciudad de La Habana (EPTO), dedicada a la fabricación de reparación de partes, piezas y agregados para los ómnibus del transporte público de la ciudad, principalmente, así como la chapistería y pintura de ómnibus, camiones y vehículos pesados en general. Para el desarrollo de sus actividades, contaba con 3 talleres y 3 reconstructoras.
  • La Empresa Proveedora General del Transporte de Ciudad de La Habana (PROGET), dedicada al aseguramiento logístico del resto de las entidades a través de 5 almacenes y un centro de elaboración de alimentos, así como una base de transporte de carga, una unidad de grúas y una unidad de mantenimiento constructivo.
  • La Empresa Consultora Económica del Transporte (ECET), que brindaba servicios de consultoría económica a las entidades y a la DPT propiamente.

En el momento de la fusión, las entidades del sistema empresarial de la DPT Habana operaban un parque de más de 1.000 ómnibus del transporte público (articulados y rígidos) y contaban con una fuerza laboral superior a los 5.000 trabajadores.

La Resolución 471 del Ministro de Economía y Planificación, de 26 de junio de 2014 y el Acuerdo 219 del Consejo de la Administración Provincial de La Habana, de 8 de julio de 2014, autorizan la fusión de las seis empresas anteriores y la creación de la Empresa Provincial de Transporte de La Habana, comenzando a trabajar oficialmente como entidad en el mes de octubre de 2014, cuando se emitió el primer informe de balance.